TAtuaje de peluquería, profesional, madre

Desde el punto de vista técnico, estamos ante uno de los mejores tatuajes de Franky Lozano. La textura del metal es lo más impactante de todo. Los juegos con el vació y las sombras y el contraste con la textura de la piel, hacen de este tatuaje una obra de arte. La limpieza del trazo, casi inexistente en algunas partes, la utilización de los blancos y la profundidad de las sombras como contraste a una pieza “poco tintada”, convierten este tatuaje en algo técnicamente perfecto. Por otro lado, las arrugas de la mano, el tono de piel natural en el antebrazo en contraste con los trazos de la palma de la mano… generan una composición completa y equilibrada, sencilla pero estudiada, que garantizan un buen trabajo, que lo será para toda la vida.

0 88