Retrato realista en blanco y negro de Pablo Escobar en Narcos. Tatuaje de Franky Lozano.

La serie de Narcos ha conquistado a todos nuestros corazones. La historia trágica de el hombre hecho a sí mismo, que acaba perdiendo el control de su imperio, es una constante en la literatura y el cine de nuestro tiempo. El género gangster siempre dispone de unos recursos dramáticos sin competencia. Las luces y las sombras de los personajes, la simpatía por lo malévolo, el congraciar con la visión de un hombre que lo da todo por su familia y por su pueblo, pero que no teme arruinar las vidas de miles por salvaguardar su imperio. A toda costa. Sin coste alguno.

Este retrato realista en blanco y negro de Pablo Escobar, refleja perfectamente el rostro del actor protagonista de la serie de Narcos. La composición es equilibrada. La textura de la barba tiene una precisión exagerada. La descompensación de la mirada, la mandíbula de Bull Dog de Wagner Moura, todo queda plasmado en un tatuaje de precisión en el que ya se nota a un Franky más suelto con la fusión de luces y sombras y la recreación de texturas de piel y pelo de forma casi fotográfica.

 

 

 

0 31