Realismo en blanco y negro. Tatuaje de Franky Lozano Valencia.

Hay tatuajes para ver y otros que saltan a la vista. Este es uno de ellos, sin duda. Un tatuaje con más capas que un proyecto de photoshop. Las gafas en primer término, creadas en vacío, al igual que la reja. El contraste entre el retrato y el fondo. El puente de San Francisco (San Francisco’s “Frisco’s” Bridge) corona la composición. Y un elemento que no se ve, pero que existe sin duda dentro del tatuaje. El sol que ilumina la cara de la muchacha. Esa es parte de la magia de los grandes tatuadores, que consiguen generar mensajes implícitos. Comunicar con la suma de todos los elementos de la composición.

La iluminación y el contraste de los elementos es la clave de este trabajo. Las distintas capas de profundidad creadas con distinta intensidad, pero en el mismo tono de negro, generan profundidad de campo. La textura del metal es perfecta. Y la unión de la composición entre la frente de la protagonista y el río que pasa bajo el puente, es puramente una cuestión creativa. Una de esas cosas que Franky Lozano siempre utiliza para culminar de forma original, muchos de sus trabajos.

 

0 30