Realismo en blanco y negro. Tatuaje de Franky Lozano Valencia.

En 2017 nos abandonó la figura más grandes del humor patrio. Uno de los humoristas más originales y reveladores de la historia de España: el inimitable Chiquito de la Calzada. Al estudio de Franky acudió un valiente para rendirle un justo homenaje. Y a nuestro Franky, que le pierden estos trabajos, se dedicó en cuerpo y alma a plasmar de la forma más acertada el rostro de chiquito en su piel. Un tributo que quedará para siempre y que probablemente sea el primer (y probablemente el único) tatuaje de chiquito de la calzada en España y parte del extranjero.

“Gregorio Esteban Sánchez Fernández, conocido Chiquito de la Calzada, nació en 1932 en el barrio de la Trinidad de Málaga y tuvo a los ocho años su primer contacto con el flamenco, dedicándose desde edad muy temprana al cante. Aunque participó en numerosos cuadros flamencos con artistas de talla mundial, e incluso trabajó durante dos años en Japón, la fama no le llegaría hasta los 62 años, y fue por sus dotes para el humor. En concreto, fue en 1994 cuando se convirtió en una estrella del programa Genio y figura, cosechando otros éxitos televisivos en los años siguientes, e incluso varias películas en la gran pantalla”, así resumía su vida el diario 20 minutos tras su fallecimiento.

Como muchos otros artistas, encontró la fama dedicándose a aquello que le era innato y que él nunca imaginó que pudiese darle de comer: contar chistes. No deja de ser paradójico. A veces buscamos el éxito en camino difíciles y complejos, teniendo la solución al alcance de nuestra mano desde el principio.

0 59