Retrato realista chica y calavera. Composición realista en blanco y negro. Tatuaje de Franky Lozano. Black and white girl and skull realism tattoo.

Esta pieza es una clara representante de la época en la que se encuentra nuestro artista ahora mismo: en pleno florecimiento técnico. No me atrevería a decir que está en su mejor momento, porque no me cabe duda de que le queda muchísimo por aprender y descubrir, pero su nivel técnico está en un momento espectacular. Como  prueba de ello vamos a hablar en detalle de este tatuaje:

Empezando desde arriba hacia abajo, lo primero que nos llama la atención es la utilización del blanco de la propia piel para enmarcar la parte alta del hombro. Los detalles minimalistas que convierten la propia piel en piedra, simplemente con unas líneas y puntos y sombras en el lugar exacto. En esta pieza la escala infinita de grises que maneja Franky en sus tatuajes, queda patente. Al igual que el manejo de las diferentes texturas a las que recurre.

La zona del hombro contrasta entre el rosetón de iglesia que lo conforma, con las luces y sombras difuminadas del fondo. El barroquismo de la pieza queda perfectamente integrado en la piel gracias al manejo profesional de las luces y las sombras. 

El contraste de la textura de la piedra pulida de la catedral, con el hueso desgastado de la calavera, es una obra de arte en toda regla. En detalles como ese es donde se manifiesta la técnica de los profesionales, de los auténticos artistas. Una persona capaz de plasmar algo así podrá hacer con facilidad casi cualquier proyecto que le propongas. 

La textura de la piel del retrato, como contrapunto a tanto barroquismo, equilibra el peso de la pieza de forma excelente. Haciendo de punto intermedio entre los negros de arriba y los blancos finales de abajo del todo. Un espectáculo que habla por sí mismo.

 

0 40